Oportunidades de Facturación Médica: Merecen una Segunda Opinión [In English]

Si usted está buscando un negocio desde su casa que lo pueda ayudar a ganar entre $20,000 y $ 45,000 por año usando su computadora, una oportunidad de trabajo en el hogar haciendo facturas médicas quizá pueda pareserle como la oportunidad perfecta. Pero antes de que usted se desprenda de su dinero considere lo siguiente: La Comisión Federal de Comercio (FTC) ha presentado cargos contra promotores de oportunidades de facturación médica por declaraciones falsas sobre las ganancias potenciales de sus negocios y por no proveer información clave de pre-inversión tal como lo requiere la ley.

Estafas de Facturación Médica

Los anuncios sobre oportunidades de negocios de facturación médica aparecen en la red (Internet), se publican en la sección clasificada de periódicos locales y folletos gratuitos para compradores. En la sección clasificada de "empleos ofrecidos" (Help-Wanted), los anuncios pueden publicarse próximos a otros anuncios legítimos de procesadores de reclamaciones médicas de hospitales, haciéndole creer a los consumidores que responden a estos anuncios, que están solicitando un empleo y no que están comprando una oportunidad de negocio.

Estos anuncios atraen a los consumidores con promesas de ingresos sustanciales trabajando desde el hogar a "tiempo parcial o completo - sin requerir experiencia" e indican a los consumidores que llamen a un número telefónico gratuito para obtener más información.

Si usted llama, el representante de ventas intentará convencerlo de que se enrole o que acepte la oportunidad diciéndole que el procesamiento de reclamaciones de facturas médicas es un negocio lucrativo, que los médicos están deseosos de obtener ayuda con el procesamiento electrónico de reclamaciones, y que usted, aún sin tener ninguna experiencia, puede hacer este trabajo confortablemente desde su casa.

Los estafadores de negocios de facturación médica cobran un cargo de entre $300 y $500, a cambio de este pago afirman que proveen todo lo que supuestamente se necesita para el lanzamiento de su negocio de facturación médica: el programa sofware para el procesamiento de las reclamaciones y una lista de potenciales clientes.

La realidad es que pocos consumidores que compran oportunidades de facturación médica realmente encuentran clientes o ganan dinero, mucho menos producen el ingreso sustancial prometido. La competencia en el mercado de facturación médica es feroz, especialmente para aquellos que recién comienzan. Muchas oficinas médicas procesan sus propias reclamaciones. Los médicos que contratan servicios de facturación médica fuera de su oficina, lo hacen a menudo con firmas o compañías establecidas no con individuos que trabajan desde el hogar.

Los promotores de oportunidades fraudulentas de facturación médica tampoco están interesados en favorecer a los consumidores. Solamente quieren su dinero. Muchas veces, la lista de clientes que proveen proviene de una base de datos desactualizada de médicos que no han solicitado servicios de facturación médica. El programa software que envían posiblemente no funcione o quizá no esté apropiadamente autorizado y por lo tanto ser inservible. Las promesas de "garantías" de reembolso o reintegro de dinero a menudo no son cumplidas. Son muy pocas las personas que, aún luego de realizar reiterados llamados al promotor o reclamar a las compañías de sus tarjetas de crédito, agencias del gobierno y grupos de consumidores, reciben en efecto la devolución de su inversión.

Como Protegerse

Para evitar perder su dinero en una falsa oportunidad de negocios de facturación médica, la FTC le aconseja:

  • Pida al promotor que le dé una amplia selección de nombres de compradores previos, de esta manera usted podrá elegir a quien llamar para obtener referencias. Si el promotor le provee solamente uno o dos nombres, sea cauto: es probable que estos nombres sean de personas contratadas para dar un testimonio favorable. Lo mejor es entrevistar a cada referencia personalmente, de preferencia en el sitio donde opera el negocio, para obtener una mejor idea de como es que se opera. Pregunte los nombres de sus clientes y una descripción de sus operaciones.
  • Consulte con organizaciones de procesamiento de reclamaciones médicas o negocios de facturación médica y con médicos de la comunidad en la que usted reside. Pregúnteles sobre el tema y la industria de la facturación médica. ¿Qué necesidades a cubrir existen o que demanda hay en este tipo de trabajo? ¿Cuánto trabajo implica la facturación médica? ¿Qué tipo de entrenamiento se requiere? ¿Saben algo acerca de la promoción en la que usted está interesado o del promotor de la misma?
  • Investigue ante la oficina del Fiscal General del Estado, la agencia local para protección del consumidor y la Oficina de Buenas Prácticas Comerciales (Better Business Bureau, BBB) en su área y donde la compañía se encuentra localizada, para averiguar acerca de quejas sin resolver con respecto a la oportunidad de negocio o sobre el promotor de la misma. Si bien la existencia de reclamos pueden alertarlo sobre posibles problemas,la falta de quejas no quiere decir necesariamente que la compañía es legítima o que cumple con las normas legales. Algunas compañías sin escrúpulos quizá resuelvan las quejas de los consumidores antes de ser registradas ante la BBB, cambien de nombre o se muden para evitar ser detectadas.
  • Si la oportunidad de negocios de facturación médica le es vendida con el programa sofware de otra compañía, investigue ante la otra compañía para averiguar si los representantes de la firma tienen conocimiento de algún problema con respecto al promotor de facturación médica.
  • Consulte a un abogado, contador u otro asesor de negocios antes de firmar un acuerdo o de hacer un pago por adelantado. Un abogado puede revisar el contrato del promotor y aconsejarlo sobre la mejor manera de proceder.

Donde Quejarse

Si usted cree que ha sido víctima de un fraude de oportunidades de negocio de facturación médica contacte a la compañía y pida un reembolso. Informe a los representantes de la compañía que usted está considerando notificar a funcionarios de cumplimiento de la ley y otros funcionarios sobre su experiencia. Lleve un registro de sus conversaciones y correspondencia. Si usted envía documentos a la compañía, envíe copias, no mande originales. Envíe la correspondencia por correo certificado y solicite un recibo de entrega para tener prueba de que la compañía recibió su correspondencia. Si usted no puede resolver la disputa con la compañía, someta una queja con las siguientes organizaciones:

  • Comisión Federal de Comercio ("Federal Trade Commission"). Llame al 1-877-FTC-HELP (1-877- 382-4357) o conéctese a www.ftc.gov.
  • Oficina del Fiscal General de su Estado o del Estado donde se encuentra localizada la compañía. La oficina le podrá informar si usted esta protegido por ley estatal que regule los programas de trabajo en casa.
  • Las oficinas locales para protección del consumidor.
  • La oficina local de Buenas Prácticas Comerciales (Better Business Bureau).
  • El administrador local de correos. El Servicio Postal de los Estados Unidos investiga prácticas postales fraudulentas.
  • El jefe de la sección de anuncios de la publicación que presentó dicho anuncio puede interesarse sobre los problemas que usted haya tenido con la compañía.

Para más información

La FTC trabaja para prevenir las prácticas comerciales fraudulentas, engañosas y desleales en el mercado y proveer información para ayudar a los consumidores a identificar, detener y evitar dichas prácticas.  Para presentar una queja o para obtener información gratuita sobre temas de interés del consumidor visite www.ftc.gov/espanol o llame sin cargo al 1-877-FTC-HELP (1-877-382-4357); TTY: 1-866-653-4261.  Para más información, vea el nuevo video Cómo Presentar una Queja disponible en  ftc.gov/video.  La FTC ingresa las quejas presentadas por los consumidores a una base de datos segura y herramienta investigativa llamada Red Centinela del Consumidor (Consumer Sentinel) que es utilizada por cientos de agencias de cumplimiento de las leyes civiles y penales en los Estados Unidos y del extranjero.

Abril, 2002